Seleccionar página

En el mundo del SEO y el marketing digital, los acrónimos son omnipresentes(el hecho de que la categoría en sí sea un acrónimo pone a descansar mi caso).  Siempre aparecen nuevos acrónimos o abreviaturas para referirse a todo tipo de herramientas, procesos o metodologías. Ni el más ninja de los marketers se los sabe todos completos.  Por eso cuando me encontré con el término «TSA» dije «aquí vamos de nuevo».

Aunque me resultaba recontra conocido(luego recordé que TSA es la abreviatura de Transport Security Administration, los que te hacen sacarte los zapatos y te riegan los encargos de tu maleta en los Estados Unidos), no tenía idea de qué se trataba este nuevo término del SEO. TSA significa Turbo Seo Affiliate (Afiliado SEO Turbo) y es una especie de tienda en línea, que vende pero no vende nada.

-¿Qué?

Sí, me explico. Una página TSA se apalanca en términos específicos para ofrecer un catálogo de productos relacionados a este término, que no vende directamente sino a través de Amazon con un link de Afiliado, por el que gana una comisión con cada producto vendido. La ventaja obvia es que al tratarse de un término que se repite a lo largo de toda la página, Google lo va a rankear mejor al interpretar que se trata de un sitio especializado. Para lograrlo se utilizan estrategias como la del EMD(Exact match domain) para referirse al keyword específico sobre el que un nicho de mercado está buscando. Por el mismo hecho de tratarse de keywords de nicho, la competencia de los mismos puede ser baja, ayudando a rankear la página aún más rápido.

¿Qué gano con esto? Pues es simple. TSA es uno de esos modelos de negocio en «piloto automático», en el que si logras establecer una buena estrategia de SEO(optimización de contenidos, taxonomías, un sitemap adecuado, schema, contenido actualizado, EMD, AMP, etc) puedes obtener una cantidad de tráfico calificado bastante significativa, que te generaría ingresos pasivos por cada producto que se compre desde tu link en Amazon.